viernes, 1 de marzo de 2013

LA PLAYA FOSIL DE PERALTA DE LA SAL

LA HISTORIA DE UN MAR AGONIZANTE

              Una vez recorrido poco más de un kilómetro por la carretera que lleva a Calasanz desde Peralta de la Sal (comarca de La Litera), una pista lleva a un cercano escarpe en donde se encuentra, convenientemente vallado para evitar su deterioro, la playa fósil, testigo de una época en que el paisaje de la zona era bastante diferente a la actual.


    Sobre estratos de arcillas y areniscas del Oligoceno (de hace unos 35 millones de años), que además están en disposición vertical, hay una superficie con las características rizaduras paralelas o ripple marks que forman tanto las olas como el viento en las arenas de las playas. Incluso, como se puede apreciar en el detalle siguiente, han quedado marcadas las pisadas de aves marinas. Todo este conjunto está fosilizado, es decir, que en un proceso posterior de litogénesis, las arenas se han transformado en areniscas, manteniendo las rizaduras y las pisadas mencionadas como testigos de un tiempo anterior.


              Siguiendo el principio geológico del actualismo, en que los procesos que se producen en nuestros tiempos también se produjeron en el pasado si se dan las mismas condiciones, y atendiendo a la litología y edad de los materiales, podemos reconstruir la historia geológica de la zona, que bien podría ser la siguiente:
  • Hace unos 35 millones de años (final del Eoceno y comienzo del Oligoceno), la orogenia alpina estaba plegando los materiales depositados durante el mesozoico en el fondo del antiguo mar de Tethys, por lo que produjo la emersión de la cordillera, primero por el Este para ir avanzando progresivamente hacia el Oeste
  • La comarca de la Litera se encontraba en ese momento en el litoral de ese mar en regresión. En las bahías y lagunas costeras se encontraban playas cuyos depósitos de arena procedían de la erosión de la cordillera recién emergida.
  • En un momento dado, probablemente después de un temporal o de una avenida fluvial, se depositan súbitamente arenas o limos sobre la playa sin dar tiempo a que puedan borrarse las marcas sobre la arena (los ripple marks y las pisadas de aves).
  • La diagénesis de la arena hace que se conviertan en areniscas, que conservan y fosilizan esas marcas.
  • La orogenia alpina continúa y las areniscas se pliegan junto con los yesos del anticlinal de Barbastro – Balaguer. Aquellas quedan en los flancos del pliegue y por eso presentan un fuerte buzamiento que hace que queden en disposición vertical.
  • La erosión de la cordillera pirenaica hasta nuestros tiempos ha permitido que afloren las areniscas con las marcas fosilizadas y los geólogos puedan conocer su historia.
               Como podemos comprobar, las rocas nos cuentan su propia historia; sólo hace falta que sepamos leer e interpretar el mensaje que en ellas está contenido.

 

             Los restos del mar pirenaico que se cerró a raíz de la orogenia alpina probablemente constaban de un sistema de lagos someros de agua salada, todo ello en un contexto climático cálido. Esta es la razón por la que estas lutitas cenozoicas (areniscas y arcillas) contengan materiales evaporíticos como yesos y halita. Las aguas subterráneas lavan estas rocas y disuelven la fracción evaporítica, por lo que el agua se carga de cloruros y sulfatos. Es por ello que en la población de Peralta de la Sal se encuentren unas salinas que dan nombre a la localidad.
Las aguas salinas que afloran se almacenan en unas cubetas de poca profundidad e impermeabilizadas con ladrillos, para que se depositen las sales por evaporación del agua. Como la solubilidad de las sales es distinta, primero se hace evaporar el agua en unas cubetas para que precipiten los carbonatos y sulfatos; luego se lleva el agua sobrante a otras piscinas para que allí precipite la sal gema. Después ésta se seca (en secadores) y se afina (con molinos) para su comercialicialización. Existen indicios de explotación desde época romana, habiendo años cuya producción alcanzó las 5.000 toneladas.
 
Salinas de Peralta de la Sal

2 comentarios:

  1. Me parece muy interesante la explicación de la playa fósil. A veces es confusa la interpretación del paisaje pero con explicaciones como ésta se comprende lo increíble.

    ResponderEliminar
  2. Yo estuve en el seminario menor de Peralta, y cuando ibamos a un campo de fútbol que tenían los escolapios en las afueras lo veíamos.Eran una imagen cotidiana.Y había pequeños fósiles alrededor.Entonces no estaba vallado.

    ResponderEliminar